Pero qué calor...

¡Dioses! ¿No va a acabarse nunca esto?
El otro día el termómetro marcaba 48º a la sombra...

Pero podemos mirarlo por otro lado... y convertir la lucha contra el calor en algo divertido :D


Hunde tu propio Titánic en un refrescante gintónic...


¿Pasaste una buena parte de tu juventud (y de tu madurez) disparando a áliens bidimensionales desde detrás de barreras de píxeles? Ahora puedes congelar estos preciosos momentos...
Estos marcianitos helados puntuarán alto entre los niños de los 80 y sus descendientes digitadictos.
" A close encounter of the frozen kind..."


Todo el mundo sabe que los diamantes son los mejores amigos de las chicas, cariño.
Pon tres de estas joyas heladas tridimensionales en tu bebida y sé todo glamour.


Huesos y calaveras heladas para tus fiestas más jevis. O piratas. O terroríficas...


Pon una de estas guitarras heladas en tu cubata y márcate unos punteos.
Para animar fiestas y conciertos.